miércoles, 19 de noviembre de 2014

Alburquerque, mucho más que el país de los alcornoques.

Cuando uno piensa en Alburquerque, irremediablemente, la primera imagen que aparece es la del inexpugnable Castillo de Luna aupado en el promontorio desde el que se domina la comarca de Los Baldíos y la vecina Sierra de San Pedro. Sin embargo, la relación del hombre con este lugar proviene de más atrás en el tiempo y no sorprende que ya en la prehistoria este enclave fuera elegido como refugio  como así lo atestiguan las tumbas antropomorfas encontradas en la iglesia de Santa María del Mercado así como las pinturas esquemáticas del Abrigo del Risco de San Blas. Estas pinturas rupestres, declaradas Monumento Nacional en 1942, constan de un gran panel en el que la figura humana es la protagonista, en algunos casos decoradas con tocados y elementos ornamentales y que ha sido interpretada como una reunión tribal o familiar. La técnica utilizada fue la pintura de color rojo o anaranjado si bien actualmente se encuentra bastante desvaída debido a su antigüedad y exposición a los agentes meteorológicos.



Su envidiable posición estratégica fue siempre objeto de deseo y desde el asentamiento de los árabes, que nombraron a esta villa como el país de los alcornoques (Abu-al-Qurq), la obsesión de todos sus gobernantes fue la de dotarla de un mayor nivel defensivo. De esta manera cabe destacar la construcción del recinto amurallado, atribuido al portugués Alfonso Sánchez (1276), de la Torre del Homenaje por el Condestable Don Álvaro de Luna (1445), que da nombre al Castillo, la Torre de los Cinco Picos realizada durante el mandato de Beltrán de la Cueva (finales S. XV), unida a la anterior mediante un puente con un gran arco ojival y por último, de nuevo bajo mandato portugués (1716) se añadió la muralla de tipo Vauban.







Unido al Castillo, en su ladera menos pronunciada, se encuentra el barrio conocido como “Villa Adentro” con enclaves de gran valor patrimonial como la Iglesia de Santa María del Mercado (Siglos XIII - XV), denominada así porque en sus inmediaciones se establecía el mercado en época medieval. En su interior destaca el retablo mayor, el Cristo del Amparo y sus exquisitas capillas laterales abovedadas.



Del también denominado Barrio de la Teta Negra destacan de igual manera las diferentes puertas de la muralla, el Pozo de Alcántara (1643), así como las puertas de estilo gótico en forma de ojiva que engalanan muchas de sus viviendas.



Este es un extracto de nuestra colaboración en el libro "Extremadura: Turismo Cultural y Patrimonio Natural" que se presentará el próximo día 22 durante el V Encuentro de Blogueros de Extremadura que se celebra en Trujillo, organizado por la Fundación Xavier de Salas y que cuenta, una vez más, con el patrocinio de la Dirección General de Turismo del Gobierno de Extremadura.

La asistencia es gratuita, pero el aforo es limitado, por lo que es necesario que confirmes tu asistencia cuanto antes.
Reserva de plazas: extremadurablogs@gmail.com






viernes, 7 de noviembre de 2014

Viaje a Kenia II. De Samburu a Nakuru

La distancia que separa la Reserva Nacional de Samburu del Parque Nacional Lago Nakuru es de apenas 300 km, sin embargo ambos lugares nos presentan realidades totalmente diferentes. Samburu, situado al norte del ecuador, es una zona de polvorientas llanuras con escasas zonas húmedas, habitado por el pueblo nilótico del mismo nombre, emparentados con los masái. En sus alrededores se hace patente la cercanía a Somalia con la presencia de una mayoría musulmana, fundamentalmente en la ciudad de Isiolo.


Según avanzamos hacia el sur el verde se va haciendo más patente y la presencia de lagos y volcanes nos muestran los paisajes más típicos del Gran Valle del Rift. Cerca de la localidad de Nanyuki cruzamos la línea del ecuador y, como no, paramos a que nos hacieran la "demostración" del efecto de coriolis (si queréis saber la verdad sobre este truco pinchad aquí).


La siguiente parada en nuestro trayecto hacia Nakuru la realizamos en los alrededores de Nyahururu para contemplar las Cataratas de Thompson, una espectacular caida de agua de 74 m situada en el río Ewaso Ng'iro en donde pasamos un rato con unos guerreros Kikuyu.






miércoles, 30 de abril de 2014

Alburquerque, un interesante destino ornitológico

Cuando uno piensa en Alburquerque, irremediablemente, la primera imagen que aparece es la del inexpugnable Castillo de Luna aupado en el promontorio desde el que se domina la comarca de Los Baldíos y la vecina Sierra de San Pedro. 



Unido a este, en su ladera menos pronunciada, se encuentra el Barrio Medieval con enclaves de gran valor patrimonial como la Iglesia de Santa María del Mercado, denominada así porque en sus inmediaciones se establecía el mercado en época medieval, las diferentes puertas de la muralla que dan acceso al también denominado Barrio de la Teta Negra o las puertas de estilo gótico que engalanan muchas de sus viviendas.

Puerta de la Villa o de Belén
Calle Derecha (Barrio gótico)
Detalle de la fachada de Santa María del Mercado
Por si todo esto no fuera suficiente, desde hace tiempo en esta localidad se viene apostando por un turismo diferente, si bien muy relacionado con el patrimonial, que no es otro que el ornitológico. Y es una apuesta coherente, basada en la declaración de su núcleo urbano como ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) de la red NATURA 2000 y que pretende conservar el hábitat de una de las especies más emblemáticas de la zona, el Cernícalo primilla (Falco naumanni). Este pequeño falcónido migratorio nos visita en primavera y verano, que se corresponde con su época de cría y utiliza los huecos de las paredes, muros de piedra o tejados para hacer sus nidos. De ahí la importancia de su protección ya que cualquier intervención en el patrimonio que no tenga en cuenta este aspecto puede ser fatídica para esta preciosa rapaz. En este sentido cabe destacar que Extremadura es la única región europea que cuenta con ZEPAs urbanas, sumando un total de 21.

Información disponible en la Oficina de Turismo

La ZEPA urbana de Alburquerque cuenta con unas 20 parejas de primilla repartidas en tres enclaves principales:
SANTA MARÍA DEL MERCADO Y CASTILLO DE LUNA
Tanto en los tejados de la iglesia como en el muro de la puerta de acceso al castillo pueden encontrarse los nidos, es fácil ver entrar y salir a los machos llevando comida a las hembras en época nupcial y a ambos dando de comer a los pollos en la época de cría.

Tejados de Santa María del Mercado, al fondo el cerro donde establecen su zona de caza
Macho y hembra sobre los muros del castillo
Rosa, Corina y Eduardo actualizan el censo de primillas en Alburquerque para SEO BirdLife

IGLESIA DE SAN MATEO
A juzgar por la cantidad de ejemplares que la sobrevuelan puede ser el enclave más numeroso, lo comparten con las cigüeñas y sus imponentes nidos, así como las numerosas palomas y vencejos.

ejemplar hembra de Cernícalo primilla
Ejemplar macho llevando comida para la hembra

Tres ejemplares se ciernen sobre el campanario de la Iglesia de San Mateo

Interior de la Iglesia de San Mateo
Vistas desde el campanario de la Iglesia de San Mateo

IGLESIA DE SAN FRANCISCO
Si bien puede ser algo menos numeroso que el anterior, el hecho de que los cernícalos utilicen tanto el tejado como el muro de piedra del lateral de la iglesia y no tener este demasiada altura pueden ser más accesibles para su observación.

Iglesia y Convento de San Francisco


Sin duda alguna Alburquerque ofrece alicientes más que suficientes para satisfacer a los amantes de las aves y si se mantienen las políticas de conservación será así por mucho tiempo.



MÁS INFORMACIÓN:

Para saber más sobre el Cernícalo primilla sigue el siguiente enlace:
http://www.demaprimilla.org/el-cernicalo-primilla/

Si estás interesado en saber más acerca de las ZEPAS urbanas no te pierdas las II Jornadas Técnicas que se celebran el próximo día 16 de mayo en Cáceres.
http://festivaldelasavescaceres.gobex.es/birdex/live/festival-aves-caceres/jornada-tecnica-zepa-urbanas.html



martes, 22 de abril de 2014

Festival de las Aves Ciudad de Cáceres 2014

Quién haya paseado por las tranquilas callejuelas de la ciudad monumental de Cáceres no habrá podido evitar mirar hacia arriba y sorprenderse con los impresionantes nidos de cigüeña, con el vuelo vertiginoso de los vencejos, con la manera en que los cernícalos se mantienen en el aire, en definitiva con la estrecha relación entre la riqueza patrimonial y ornitológica que se produce en esta ciudad, por un lado declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y por otro declarada Zona de Especial Protección para las Aves, fundamentalmente por su colonia de cernícalo primilla. Y que mejor manera de representar esta relación que la celebración del Festival de las Aves que tendrá lugar, en su VI edición, del 16 al 18 de mayo de 2014.


Jornadas técnicas, rutas ornitológicas guiadas, teatro en la calle, talleres para los más pequeños, exposiciones, etc. forman parte del extenso programa que este año incluye la novedad de un curioso Flashmob (baila con las aves). 
Merece una mención especial el Maratón Fotográfico "Cáceres, Ciudad de las Aves" que se celebrará desde las 19h del viernes hasta las 19h del sábado y cuyas bases puedes consultar aquí
¡No te lo puedes perder!

lunes, 24 de marzo de 2014

Viaje a Kenia I. La Reserva Nacional de Samburu

Que difícil es empezar a contar un viaje como este, teníamos tantas cosas que celebrar que sólo un destino como Kenia podía estar a la altura y vaya si lo ha sido, 8 días y 4 reservas naturales, cada una con unas peculiaridades que han hecho que este viaje no se borre nunca de nuestra memoria. 
Llegamos a Nairobi a las 6 de la mañana y sin tiempo para pensarlo pusimos rumbo al norte, atravesando la imaginaria línea del ecuador y teniendo durante mucha parte del viaje el monte Kenia como telón de fondo, para llegar al medio día a la Reserva Nacional de Samburu. Se trata de una sabana árida con acacias dispersas que mantiene una alta densidad de vida salvaje gracias a la proximidad del río Ewaso Ng'iro. Desde el mismo momento en que atravesamos las puertas del parque en dirección al Samburu Sopa Lodge en el que nos alojábamos, empezamos a disfrutar con la gran cantidad de animales que había, tuvimos incluso que parar para dejar paso a una manada de elefantes que se dirigían al río a refrescarse.

El Sopa Lodge se encuentra prácticamente en el centro de la reserva y al no tener un recinto cerrado permite seguir admirando la vida salvaje mientras comes tranquilamente, aunque siempre te queda la duda de si se acercará algún león u otro animal peligroso...


... pero eso lo dejamos en manos del simpático personal del hotel...

Aunque los felinos se nos resistieron no paramos de disfrutar durante los dos días que pasamos en Samburu fundamentalmente gracias a los elefantes y los animales característicos de este ecosistema árido como los Oryx beisa, la Girafa reticulada, la Cebra de grevy y el Gerenuk (antílope girafa).




Las aves también nos dieron varias alegrías, a las coloridas carracas, abejarucos y estorninos se unía la majestuosidad del águila crestada y el curioso francolín de garganta amarilla.





Y no podía faltar la foto del atardecer, una puesta de sol africana con los curiosos nidos de los tejedores en las acacias como colofón.

Si os habéis quedado con ganas de más podéis pasar por la galería completa de Samburu en nuestra página de Facebook.


Related Posts with Thumbnails